ePandemia: Las dependencias y toxicidades digitales están aquí

Quizás hemos ido demasiado rápido con la adopción de algunos malos hábitos digitales, esos que nos acercan a una especie de ePandemia

Escuchaba hace pocos días al periodista Jordi Basté confesar su dependencia digital (FOMO) al smartphone. Hasta el punto de no ver la maravillosa película Oppenheimer en el cine, al no poder estar tres horas sin chequear el teléfono móvil. 

En el capítulo de toxicidades digitales, no sé si eres víctima de los appointment setters, closers de ventas, growth partners y toda la retahíla de parásitos digitales que cada día inundan nuestros buzones. 

Si a ellos sumamos a los eChorizos o chorizos digitales, toda la turba de hackers, programadores de malware, phishers, y compañía, esto ya roza la locura.

Entre las dependencias y las toxicidades, parece que estamos ante una ePandemia. Cuando era más joven, a mis padres les preocupaba que saliera de casa por las noches. Ahora, a mí, me preocupa que mi hija no salga.

Aquí puedes ver un resumen en vídeo de 1 minuto:

Aquí puedes escucharlo en el episodio 166 del pódcast Todo deja Marca en iVoox, Apple Podcast, Spotify, Amazon Music o Google Podcast.

Pero vayamos por partes, la ePandemia incluye dependencias, toxicidades y eChoricismos

ePandemia 1: Dependencias digitales

dependencias digitales

Yo mismo, a veces sin darme cuenta, reviso más de una vez mi teléfono móvil mientras veo la serie post-cena. Fue el propio Jordi Basté quien, hace pocos días, desafió a sus oyentes a dejar el maldito smartphone en la cocina mientras vemos una serie. 

Ahora, si sales de casa sin cartera, no hay problema. El drama es salir sin smartphone. ¿Qué nos está pasando? Si fui capaz de vivir 30 años sin este artefacto, ¿por qué ahora es tan difícil?

No me sirve de consuelo haber desactivado las notificaciones en el teléfono, excepto SMS, WhatsApp y las alertas de protección civil. Estoy pensando en desactivar WhatsApp también. Siempre digo: si es muy urgente, ya llamarán. 

Otra opción es hablar con un técnico para que me dé un calambre cada vez que toco el smartphone, no sé, lo estoy pensando.

ePandemia 2: Toxicidades o turras digitales

Toxicidades digitales

Como ya queda poco oro en el mundo, ha surgido una nueva fiebre: la de los closers de ventas. En los dos últimos años han emergido como champiñones, sustituyendo a los multinivel, que ya no están de moda.  No siempre se presentan como closers, utilizan diversos eufemismos, tipo “high ticket closers”. También están los “appointment setters”, el paso anterior al closer, “growth partner”, pero que acaban con la misma idea: prometerte cosas que ellos no han logrado para sí mismos. 

Su mantra se podría resumir en esta frase: “Todo lo que hacemos termina en una venta… Si no tienes un equipo de Closers estás en un punto de tu negocio estancado”. 

Acechan por Instagram y LinkedIn como leones en la sabana. Sus presas somos los freelances o pequeñas empresas del sector marketing. Supongo que yo debo estar en el centro de su diana, porque recibo, aproximadamente, unos 5 mensajes —no deseados— cada día. 

Ojo, algunos serán buenos, esto es como todo

Para que no paguen justos por pecadores, algunos de estos closers son buenos, con experiencia en la fase final de los embudos de venta. La diferencia con los comerciales de toda la vida es que solo cobran un porcentaje si tú ganas, es decir, que no inviertes dinero.

Como siempre, diferenciar el grano de la paja es lo complicado. Como no existe un gremio o colegio o algo parecido, no tienes referencias de quién va en serio o quién es un comercial fracasado que ha cambiado de nombre. 

El problema que tienen es que como van a éxito, necesitan que sus clientes puedan facturar como mínimo “10K“ mensuales, si no, la cosa no funciona. 

¿Por qué su hábitat preferido es LinkedIn?

Lo hacen vía LinkedIn —y a veces Instagram— porque por email los podrías denunciar por saltarse la LOPDP o Ley Orgánica de Protección de Datos Personales (caso de Europa). 

En LinkedIn les ampara la protección de estar en un hábitat cerrado. Pero la mayoría no son contactos directos, sino que utilizan los mensajes inMail (perfil premium) o las solicitudes de conexión para darte caza. 

El contacto

La mayoría ni se molestan en analizar a fondo tu perfil. Te piden contacto, con un mensaje estándar, sin ninguna personalización. Si lo aceptas, en menos de dos minutos te llega el mensaje en forma de turra que te promete ganar “50K al mes”, no sé cuántas reuniones de ventas, ganar 100.000 seguidores y cosas por el estilo. Cómo no, también tienen sugerencias para mejorar tu perfil en LinkedIn.

Algo importante es que, el closer o el appointment setter, trabaja con TUS LEADS, lo que significa que tienes que compartir con ellos información de gran valor sobre tu negocio. Ellos no generan leads, sino que se encargan de transformarlos en ventas (rol del closer) tras reunirse con varias personas interesadas (rol del appointment setter). 

Normalmente, no los acepto o los bloqueo, pero alguna vez he abierto su perfil para husmear, y siempre me llevo las manos a la cabeza. En muchos casos, su perfil es para echarse a llorar, y suele ser el ejemplo de lo que no hay que hacer. Mira un ejemplo: 

Perfil lamentable en LinkedIn

Es como los mensajes de bots que te prometen ganar 100.000 seguidores y a ellos no les sigue ni su creador. 

Contradicciones

Siempre me pregunto, si estos closer buscan personas que facturen 10K mensuales como mínimo, ¿qué les hace pensar que son necesarios?

He leído bastante sobre esta nueva disciplina, que, por desgracia, se ha llenado de falsos profetas. Tu trabajo es encontrar a los que son buenos de verdad. Hay un vídeo de Adrián Sáenz que explica bastante bien qué es un closer de ventas, él los ha contratado, y dice que suelen cobrar un 10%, pero que vayamos con ojo, que la gran mayoría son farsantes. 

Los que te piden promocionar su negocio, así, by-the-face

También surgido otra nueva tribu de parásitos digitales: los que te piden ayuda para promocionar su negocio. Sin conocerlos de nada, claro. Y a cambio de nada, claro.

Mira, otro ejemplo, de ayer:

Turra digital

Recuerdo un post de hace un tiempo ¿Un profesor de marca personal sin marca personal?, que generó cierta polémica por poner el dedo en la llaga en este asunto. 

En fin, si no aportas, no pidas… ¿Ves? Ya tengo título para un nuevo libro. No sé tú, pero creo que es mejor dar y aportar antes de pedir. 

ePandemia 3: eChoricismos

eChoricismos

Y el tercer grupo es el más conocido. Hace pocos meses traté en este blog el tema Phishing, jáquers, confianza y la muerte de la comunicación

En el lenguaje de los gitanos, un “julái” es alguien a quien es fácil engañar, timar. Pues ahora, surge el concepto del eJulai, entre los que me incluyo. A veces, por no prestar suficiente atención, otras veces, porque las estafas están genialmente diseñadas, es muy fácil caer en la cyber-estafa. 

En fin, que entre dependencias, toxicidades y choricismos digitales, estamos en la ePandemia, algo que no supo prever Ridley Scott en Blade Runner. Ya sabes, “he visto cosas que no creerías…”.

PD: Ya ha salido la nueva edición de Personal Branding Magazine

The Personal Branding Magazine N4, mujeres líderes

Sí, esta vez el equipo de Integra Personal Branding ha puesto foco en el talento de las mujeres. Se aproxima el 8 de marzo, así que la portada la ocupan, ni más ni menos, mujeres líderes como la propia Nancy, Eva Collado, Daniela Viek, Elena Arnaiz, Ilana Berenholc, Arancha Ruiz, Mar Castro y Yael Bern. Bravo por ellas. 

Y en este número 4 de la revista, también escribe Ylse Roa, Alicia Ro, Mariam Veiga, Lizete Mangueleze, Rocío Ames y Francis García Cedeño. Y se suman a otras firmas de sospechosos habituales que solemos tener sección fija en la revista. 

Aquí te la puedes descargar sin coste ni registro. Feliz semana. 

AI generated images by Shutterstock.com

Suscríbete al blog
Además de recibir cada mes las novedades en tu email, llévate gratis el ebook:

Lo mejor de 2023 y tendencias 2024 en Personal Branding

por Guillem Recolons
ebook Lo mejor de 2023 y tendencias 2024 en Personal Branding

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información básica sobre protección de datos

Responsable » Guillem Recolons Argenter

Finalidad » Gestión de dudas y servicios a cliente

Legitimación » Consentimiento del interesado

Derechos » Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional

Información adicional » Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web guillemrecolons.com