¿Eres de esas personas que se acuerdan de su marca personal en tiempos revueltos?

En el mundo hay tres tipos de personas:

  1. Las que nunca se preocupan por gestionar su marca personal, ni se les espera
  2. Las que se acuerdan de su marca personal en tiempos revueltos
  3. Las que gestionan su marca personal de forma continua

Si estás en los grupos 1 o 2, no te preocupes, no es una rareza, perteneces al 85% de la población mundial. Según un estudio de LinkedIn, solo el 15% de los profesionales considera que gestiona activamente su marca personal de manera continua. Esto deja al 85% restante en los grupos que no gestionan su marca personal o solo lo hacen en tiempos revueltos.

Si estás en el tercer grupo, ya sabes que la gestión de marca personal —lo que conocemos como personal branding— es una competencia estratégica. Por supuesto, incluye sus tácticas, pero requiere sembrar antes de recoger.

Si estás en el grupo 2, los que se acuerdan de su marca personal en tiempos revueltos, lo que explico aquí te puede ser de utilidad. 

Aquí tienes un vídeo-resumen de un minuto.

Aquí puedes escucharlo en el episodio 178 del pódcast Todo deja Marca en iVoox, Apple Podcast, Spotify, Amazon Music o YouTube.

Marca Personal en tiempos revueltos = nadar contra corriente

A ver, gestiones cuando gestiones tu marca, nunca será negativo. Pero claro, si te acaban de despedir, o te han prejubilado, o has cambiado de sector, o de país, el proceso será más lento, porque irás contra corriente, no nos engañemos. 

En América, el despido no está tan mal visto como en España, pero buscar trabajo cuando no lo tienes es una tarea compleja, ya que muchos expertos en selección te pueden ver como una persona que ha fracasado. 

Un estudio de Hiring Lab Indeed afirmaba que el 70% de los reclutadores estadounidenses no descartaría automáticamente a un candidato por estar desempleado, pero en países como España, esta cifra es menor, lo que refleja una mayor estigmatización del desempleo.

Un periodista que podría entrevistarte para hablar de un tema que conozcas, no lo hará si ve un “open to work” en tu perfil de LinkedIn (a no ser que el periodista quiera tratar sobre el desempleo, claro). LinkedIn señala que perfiles con «open to work» pueden tener una tasa de respuesta más baja en comparación con aquellos que no lo muestran abiertamente.

Ideas para impulsar tu marca en tiempos revueltos

Si te lo puedes permitir, tómatelo como un año sabático (gap year). Aprovecha para formarte, para gestionar tu marca personal, para fortalecer tu círculo de relaciones, para reflexionar en un reposicionamiento profesional (la mal llamada reinvención).

Nunca pongas “open to work” en tu perfil de LinkedIn, cámbialo por un “open to learn”, o que te has tomado un año sabático para ponerte al día. Eso no está tan mal visto.

Tengo una clienta que, tras su paso por varias empresas, se fue a Italia un año a aprender nuevas competencias, entre ellas, el italiano. Hace poco la contraté para que tradujera un libro. Un trabajo impecable.

Aprovecha, ponte en forma, mental y física. Lee, todo lo que puedas (también ficción), escucha pódcasts.

Pide recomendaciones a las personas que creas que te las van a hacer de corazón, porque tu experiencia con ellas fue positiva. Recomienda a personas. LinkedIn es un buen medio. Una recomendación es un concentrado de marca personal.

Si te parece muy complicado crear una web, abre un perfil en about.me, es muy sencillo, gratuito y posiciona muy bien en Google. Explica bien tu propuesta de valor, esa parte es esencial. 

Networking, trabájalo a fondo

Lo sé, el networking es más efectivo cuando estás en plena actividad profesional, pero en tiempos revueltos se vuelve indispensable. 

Hace más de 12 años, Jordi Collell escribió en Soymimarca “Todo el mundo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena” muy focalizado en el networking, y cuyos consejos siguen muy vigentes. 

Jordi nos recuerda que “Sabemos que un 80% de los puestos de trabajo no se anuncian y se cubren a través de contactos. Nuestra oferta de bienes y servicios encuentra en nuestra red de contactos la plataforma natural de lanzamiento, de prueba y de prescripción y cuando la utilizamos las respuestas suelen ser positivas y alentadoras.”

Hay un que café que quiere conocernos

Hay un café que quiere conocernos. Así lo escribía en 2015. Ahí explicaba que “No se trata de aceptar a todo el mundo, solo a esas personas con las que compartirías un café. Personalmente, no suelo aceptar a aquellos perfiles que son sospechosos: no llevan foto de perfil, el titular profesional es equívoco o no da ninguna información (CEO, por ejemplo), personas que trabajan en estructuras piramidales tipo multinivel y personas que mienten. Creo que vale la pena ser algo selectivo, ya que tu red de contactos forma parte de tu marca y de tu reputación.”

Gestionar tu marca personal en tiempos revueltos es entender la importancia de alcanzar los contactos selectivos que te llevarán directo al 80% de las propuestas interesantes del mercado.

Considera también el networking clásico, el offline

En 2019 compartí el post 10 ventajas del networking offline, el gran olvidado, pero el protagonista de la mayoría de acuerdos. Te las ennumero, y para más detalles haz clic en el link. 

  1. Romper la sensación de aislamiento que produce estar unas horas o toda la jornada frente al ordenador. 
  2. Trabajar nuestro mensaje de una forma distendida, con relato incluido.
  3. Intercambiar tarjetas de papel.
  4. Poner cara y voz real a personas cuyos perfiles onlibe son fotos de la 1ª comunión o fotos tuneadas.
  5. Las emociones, los sentidos, se transmiten de una forma más eficaz «en vivo». 
  6. La posibilidad de poder distinguir entre amigos, conocidos y saludados —parafraseando a Josep Pla-.
  7. Compartir información es más fácil. 
  8. El valor cualitativo de un encuentro presencial es mayor, ya que intervienen en él los 5 sentidos y echamos las máscaras fuera. 
  9. Es donde se genera el verdadero elevator pitch.
  10. Las interacciones reales a menudo crean un entorno más favorable.

Sin ir más lejos, esta semana, un potencial cliente me llamó por teléfono (a la vieja usanza). Me pidió una propuesta de executive branding. Se la envié al día siguiente. Dijo que quería conocerme personalmente (a la vieja usanza). Tomé un tren y almorzamos juntos en Madrid (vieja usanza). Me contrató. Ya hemos empezado a trabajar. 

Ya lo sabes, evita gestionar tu marca personal en tiempos revueltos, pero si has de hacerlo, invierte, no tacañees con eso. Y sigue pautas que, aunque te puedan parecer del siglo XVIII, todavía son muy efectivas.

AI Stock photos on Shutterstock.com

Suscríbete al blog
Además de recibir cada mes las novedades en tu email, llévate gratis el ebook:

NO SOY ROBOT

¡Pues demuéstralo! 

por Guillem Recolons
ebook No soy robot by Guillem Recolons

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad

Información básica sobre protección de datos

Responsable » Guillem Recolons Argenter

Finalidad » Gestión de dudas y servicios a cliente

Legitimación » Consentimiento del interesado

Derechos » Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional

Información adicional » Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web guillemrecolons.com